Información Oftalmológica

Catarata congénita

La opacificación del cristalino se denomina catarata.
Cuando esta opacificación se produce en recién nacidos o niños pequeños se denomina catarata congénita.
Por lo general las cataratas congénitas son observadas durante las primeras semanas o meses de vida por el pediatra. El pediatra deriva el paciente al oftalmopediatra para evaluación y tratamiento.

La cirugía de la catarata congénita es usualmente recomendada en los primeros meses de vida, pero muchos factores afectan esta decisión, incluyendo el estado de salud de la
criatura, si esta presente la catarata en uno o los dos ojos y si esta es total o parcial.
Hay numerosas causas de catarata congénita incluyendo diferentes patologías, infecciones intrauterinas y síndromes. Sin embargo, en muchos casos, no hay una causa identificable, o la catarata es heredada a través de un gen dominante. El tipo de catarata de herencia mendeliana dominante suele ser bilateral (ambos ojos).

Asociaciones
Ambliopía y estrabismo están frecuentemente asociados con catarata congénita, y estas condiciones deben muchas veces ser tratadas tanto antes como después de la cirugía de la catarata.
También es común la asociación de las cataratas congénitas con una condición llamada Persistencia de Vítreo Primario Hiperplásico. Esta condición se caracteriza por el crecimiento de una membrana fibrovascular por detrás de la catarata. Muchas veces puede no ser diagnosticada hasta después de removida la catarata. Desafortunadamente, los niños que presentan esta patología tienen un peor pronóstico visual.

En pacientes con catarata congénita unilateral (un solo ojo), frecuentemente se desarrolla ambliopía severa. Es sabido que las cataratas unilaterales deben ser operadas tempranamente para obtener una visión en ese ojo.
En caso de catarata bilateral, dependerá del tamaño y la densidad de las mismas. De ser completas, deben operarse tempranamente para prevenir la ambliopía bilateral. En otros tipos de cataratas bilaterales pueden retrasarse la decisión quirúrgica hasta edades preescolares o escolares con controles periódicos de visión.

Tratamiento Quirúrgico

En el caso de los niños debe realizarse bajo anestesia general.
La extracción de la catarata debe ser acompañada de capsulectomía posterior y vitrectomía anterior para evitar opacificaciones secundarias.

Esta discutido si se debe o no colocar lentes intraoculares en las cataratas congénitas.
La mayoría de los autores concuerdan en que luego de los 11 -12 meses de vida es seguro colocar implantes.
Antes de esa edad, se extrae la catarata sin colocación de implante y se realiza la corrección óptica con anteojos o lentes de contacto. Reservando para más adelante la
colocación de un lente intraocular secundario.

Es muy importante el tratamiento de la ambliopía luego de la realización de una cirugía de catarata.

Riesgos del Procedimiento
Como todo procedimiento, tiene potenciales riesgos y beneficios. Ninguna cirugía esta libre de riesgos. Dentro de las complicaciones de la cirugía de cataratas, las más
preocupantes son, a pesar de todas las precauciones de esterilidad, la infección intraocular y la inflamación postquirúrgica. Si bien estas son de mucha gravedad, en la
actualidad son muy infrecuentes (aprox. 1 cada 1000).